confín, de francisco cumpián


De nuevo, siempre, la sabiduría y la elegancia de Paco Cumpián iluminando mi camino. Tan lejos, tan cerca.


Dulce asombro
Esquina equivalente
Dulce herida

Sin kif y sin relato
Sin razón y sin forma
Entre dos mundos

Y te nombran
Te nombran
Pero ya no estás


(Página 29 de Confín Ed. Letraversal, 2022

candela bay lee un poema de isabel bono (mejor que isabel bono)




Hace unos meses estuve en IESO Ribera del Cega en Mojados, Valladolid. Me recibieron con mucho amor.

José Luis Lera tuvo a su alumnado leyendo mis poemas (pobres). Lo pasé realmente bien.

Ahora recibo este precioso marcapáginas con código QR, donde Candela Bay lee mucho mejor que yo mi poema.

Qué suerte tengo.

años de trece meses, antología


Feliz de que mis poemas aparezcan en esta antología de Francisco Javier Irazoki y elegantísimamente editada por el buen hacer de Demipage.

Años de trece meses, y de trecientos meses, es lo que necesitaríamos para vivir todos los deseos que guardamos. Así que vivamos y escribamos como si solo nos quedaran años de trece minutos.


por favor, llama: 024

Acabo de verlo en el Telediario y he pensado: Yaerahora.

Así, todo seguido.

Hasta ahora iniciativas de voluntariado, vale, pero que el Ministerio de Sanidad se implicara era fundamental. Gracias.

Leo: "El Ministerio de Sanidad presenta este lunes la línea 024 de atención a la conducta suicida, una iniciativa que comenzará a funcionar este mismo martes 10 de mayo y que gestionará Cruz Roja para atender a personas con riesgo de suicidio. El numero asegura su "confidencialidad, accesibilidad e inmediatez en la respuesta" y funcionará las 24 horas del día durante todo el año".

El suicidio siempre se puede dejar para el día siguiente (y así cada día). Lo suelo decir entre risas porque, a veces, entre risas es más fácil transmitir un mensaje serio.

Si te lo estás pensando, no tengas miedo, habla, cuéntaselo a alguien, llama.

Es una vida y es esta. Y es ancha.

quince años sin kurt vonnegut

(Kurt Vonnegut, 11 nov 1922-11 abril 2007)

"Kurt está ahora en el cielo, es mi chiste favorito".
Eso dijo.
Pues eso.

buenos días


Yo, tan anárquica (dicen), llevo años reivindicando ciertos protocolos. Por ejemplo, seguir pidiendo las cosas por favor, y dando las gracias, a esa persona con la llevamos viviendo más de 30 años a pesar de oírla roncar o escupir después de cepillarse los dientes.

Seguro que ya lo traía en el ADN (nada se es si no se ha sido) pero cuando, hace años, vi la película Buenos días de Ozu esa constelación de genes protocolarios despertó.

Isamu y su hermano se ponen en huelga de silencio hartos de sus padres: saludar a los vecinos cada mañana, hablar del tiempo, comentar lo obvio.

Palabras sanadoras. Solo dos palabras.

Ahora leo que no estaba tan equivocada. Gracias, Ana Carrasco-Conde.




propuesta: 11 de marzo, día internacional del padrino búfalo

(11 marzo 1922-2 noviembre 2009)

No comprendo que haya un día internacional de la alita de pollo (29 de julio) o de la camisa arrugada (20 de diciembre) y todavía no haya un día nacional (como mínimo) del padrino búfalo.

José Luis López Vázquez, grande entre los grandes.

rojo-dolor, antología

(Ana Castro radiante, el dolor va por dentro)


(Publico atento con mar de fondo)

¿De qué color es para ti el dolor?

Recuerdo cuando mi padre me habló de que había rojos fríos y cálidos. No es lo mismo el rojo-magenta que el rojo-carmín, dijo.

Para Ana Castro el rojo-dolor no se parece a ningún otro. En esta antología deliciosamente editada por Christina Linares en Renacimiento, poetas desde Rosalía de Castro (1837) a Marina Carretero Gómez (1985) nos hablan de su dolor sin tapujos.

Hay que visibilizar el dolor, dijo Aurora Luque en la presentación el libro. Fue el pasado día 9 de marzo en el Museo Rando, dentro de las actividades del MAF 2022.

Visibilizar sin victimismo lo que ocurre dentro de nuestros cuerpos. Sólo así seremos cada vez más fuertes.

Si sientes dolor, recuerda dos cosas: Ningún dolor es para siempre y no estás sola.

caja de las bestias de begoña paz


Es posible que me repita, pero me da igual.

Vuelvo a leer en edición bilingüe (con collages de la autora) Caixa das bestas/Caja de las bestias (Ed. Baile del sol, 2020) y ha sido como la primera vez.

Begoña Paz enorme en estos poemas. Ojalá supiera contar cómo me rompe por dentro, cómo entra por pasillos de mi ADN que no sabía que estaban.

Una maravilla de libro completamente alejado de cualquier moda, de esa competencia muy siglo21 de querer mostrar ingenio, de aparentar, de. Ahí está ella, desnuda, como siempre, abierta para quien quiera entrar en sus mundos. Porque Begoña Paz no tiene mundo, tiene infinitos menos uno. El límite antes del no límite.

Qué envidia escribir así, arrojándose, sin queja, dignamente.

desilvestración, el esperado regreso de silvestre


¡Ya era hora!

Federico del Barrio aka Silvestre, empezó esta (para mí) trilogía con Simple, muchos años después llegó Impertérrito. Ahora vuelve con Desilvestración, una joya para entender lo que sucede en la cabeza del creador.

Primeras páginas:

https://www.reinodecordelia.es/wordpress/wp-content/uploads/2021/11/Primeras-paginas-Desilvestracion.pdf

No tengo palabras, mejor que lo cuente él:

https://www.youtube.com/watch?v=xBvcmN3PkVM

presentación de electra destronada


[la autora y su presentador, Juan marqués, partiéndose de risa]

¡Oh! Presentación de Electra destronada (PUZ, 2020) de Eliana Dukelski en la Librería Rafael Alberti. Por las fotos veo que lo pasaron bien. Me ha dado mucha rabia no poder ir. ¡Menudo llenazo!

Aquí dejo una entrada de hace poco.

entrevista en revista secretolivo


Aquí dejo una entrevista bien bonita que me han hecho Javier Gilabert y Fernando Jaén para SecreOlivo.

Como siempre digo cuando me preguntan: gracias por hacerme pensar.

https://secretolivo.com/index.php/2022/02/17/isabel-bono-cuando-estoy-feliz-no-escribo-estoy-entretenida-siendo-feliz/

caminar como un árbol de patricio rascón


Encontré su libro, sus árboles, su huerto y a todo él en el buzón. No me aguanté a la mañana siguiente y me lo he paseado entero. Porque los libros hermosos no se leen, se pasean.

Qué placer leer a Patricio Rascón, con qué naturalidad cuenta y arrastra. Entran ganas de tener un huerto y hasta de talar un limonero.

Y no sé si la soledad (interior) la traemos de serie o cuando llega se instala para siempre.

Ahora Patricio tiene nietos. La vida se alimenta de vida. Está salvado. Y yo con él.

Que un libro salve una mijita, aunque sea por un rato, es mucho.

la raíz de la memoria de purificación garcía


¿Quién no querría tener cerca una casa azul y una amiga que nos acompañara sin juzgarnos?
Un libro que nos reconcilia con el ser humano, nos alumbra e invita a mirar detenidamente las cosas que tenemos cerca. Un libro que invita a amar, como decía Blake, sin ayuda de nada.

la escala de bortle de virginia aguilar


¡Extra, extra! Virginia Aguilar tiene nuevo libro de poemas La escala de Brotle (Bartleby).

¿Qué qué es eso? Guillermo Busutil nos lo cuenta tan alto y claro (desde un páramo misterioso) que, seguro, se puede ver y oír desde la luna:

una entrevista bien bonita de rodrigo blanco


Oye, pues para estar (yo) con un dolor de muela im-presionante no se me nota (bueno, sí, en los ojos de tortuga que gasto, ay).

Gracias Rodrigo Blanco por tanto cariño, por ofrecerme tu canal de Youtube (y por dejar que me fuera con mis hormigas a otra parte).

¡qué luces tienen!


A los magaleños nos van las olas, semos surferos, vamos con devoción a por la séptima.

Yo no sé si será la cal del agua, que provoca gilipollismo. Porque el fósforo de los espetos no puede ser.

Ea, feliz año.

un año (casi) transespléndido


Tenemos mala memoria. Solo nos acordamos de lo último (esos dolores de cabeza y de muela que no nos permitieron leer más, escribir más, pensar mejor). No nos acordamos de que el año fue soleado, de que tuvimos higos y tomates, y que el día convenido la terraza se lleno de mariquitas.

Hablo en plural porque a veces (demasiadas veces) tengo la sensación de ser más de una.

Murió Battiato, murió Askildsen. Un crujido de ramas rotas bajo el esternón.

Por primera vez en mi vida he sabido lo que es un ataque de pánico y el Málaga perdió en Cartagena (pero Salvatore se reconcilió con la ciudad y volvimos cargados de michirones). No perdí a Nevado (aunque César sigue sin aparecer). Volví a ver a Biguri, Chapi, Cova, Fernando, Hatero, José Manuel, Masip y Pablo. Soñé tres veces con Daniel. Javi me descubrió a Luisa Etxenike (y a sí mismo) y cada vez que me cuenta algo me entran ganas locas de escribir.

Tuve abrazos en Bilbao, León, Madrid, Olmedo, Santander, Sevilla y Valladolid. Carmen, Begoña, Elisa e Itziar me enviaron sus TQM, Francis sus RNV, Marcos sus UAV, Francisco sus fascinantes fotos y Villagrasa sus "Por ti, poeta". Conocí en 3D a Bárbara Blasco y a José Morella. Oeste sigue diciendo que nos conocimos en otra vida y, aunque no creamos en nada, nos gusta pensar que es verdad. Les dije al menos una vez "te quiero mucho" a las personas que quiero mucho. Y que mi sobrino Darío (en esa edad tierra de nadie donde todo sobra) me abrace y me diga "te echaba de menos" me hace pensar que nada se pierde.

Los poemas no volvieron, pero esos dos que hablaban en mi cabeza acabaron por convertirse en novela. Y tengo una chapa de Darwin que es todo amor.

Este año se lleva cinco estrellas la película búlgara The father y el libro Absoluta presencia de Luisa Etxenike. La canción que he puesto más veces ha sido Palimpsest de Smog, y al oírla por enésima vez me he acordado de esto tan bonito que pasó en enero:

No diría que ha sido un año transespléndido, pero casi.

Y ahora, a por el 2222 (es que tengo nostalgia de futuro).